Medicina, Sanidad

A la búsqueda de una nueva cura para el cáncer

¿Nos traerá el futuro un tratamiento contra el cáncer sin quimioterapia y sin cirugía? Un equipo de investigadores lo está estudiando.

Con cada movimiento, las células de nuestro cuerpo emplean, transmiten, soportan y detectan fuerzas. Estas fuerzas se producen a diferentes niveles: en moléculas, tejidos y órganos, así como en el conjunto de nuestros cuerpos. Pero, ¿cómo afectan exactamente estas fuerzas al comportamiento de tejidos y órganos?

En 2017, se puso en marcha el proyecto MECHANO-CONTROL, financiado con fondos europeos, para responder a esta pregunta. Aunque existen pruebas de que las fuerzas mecánicas impulsan procesos biológicos fundamentales, como el desarrollo embrionario, el crecimiento de tumores y la curación de heridas, los científicos aún no saben cómo sucede. Comprender el funcionamiento de estas fuerzas podría abrir nuevas vías de investigación para la medicina regenerativa, el diseño de biomateriales y, lo que es más importante para este proyecto concreto, el cáncer.

Un método novedoso en la lucha contra el cáncer de mama

Coordinado por el Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC), el equipo de MECHANO-CONTROL centra su investigación en el cáncer de mama. Actualmente, estudian la función de la dureza en la formación y el desarrollo de tumores de mama.

Así lo explica el doctor Pere Roca-Cusachs, investigador y jefe de proyecto del IBEC, en una entrevista publicada en Europa, el portal web oficial de la UE: «Conocíamos la función de la mecánica tisular relativa al avance de los tumores: los tejidos tumorales son más rígidos que los tejidos sanos normales. Además, cuánto más rígido es el tumor, más rápido crece. Así, si la rigidez acelera el desarrollo del tumor, ablandarlo o evitar que responda a la rigidez podría ralentizar su crecimiento. Eso significaría que, si conseguimos encontrar formas de impedir la rigidez tisular, podríamos parar el desarrollo del cáncer sin recurrir a la quimioterapia ni a cirugías dolorosas».

Si el equipo tiene éxito, habrá buenas noticias, no solo para las personas que tienen cáncer de mama. Sus hallazgos también podrían ser importantes para muchas otras formas de cáncer. Por ejemplo, el hallazgo de los socios del proyecto, según el cual una proteína concreta (la talina) se despliega y se expone al enlace de otra proteína (la vinculina) solo cuando las células aplican fuerzas sobre tejidos rígidos, ha generado un proyecto derivado para desarrollar un fármaco que impida esta interacción y, así, podría bloquear la respuesta celular a fuerzas mecánicas en tejidos tumorales rígidos. Financiado por la UE como parte de la iniciativa Future and Emerging Technologies Innovation Launchpad, el proyecto TALVIN tiene por objeto desarrollar un fármaco específico para el cáncer de páncreas. «Si bien nuestro compuesto tiene potencial para hacer frente a varios tipos de cáncer, nos centraremos en el cáncer de páncreas, ya que está altamente ligado a la pancreatitis crónica y la fibrosis correspondiente, que genera una enorme rigidez en el tejido», comenta el doctor Roca-Cusachs.

Un conjunto de herramientas multidisciplinario

Para desvelar los mecanismos responsables de la rigidez tisular, MECHANO-CONTROL combina conocimientos de diferentes campos. Biólogos, biofísicos, ingenieros, diseñadores y químicos aportan sus conocimientos en campos que van desde la nanotecnología unimolecular, a escala ínfima, hasta organoides y modelos animales, a escala de organismos.

«Para obtener respuestas, usamos una combinación de biología celular y modelización física», señala el doctor Roca-Cusachs en otra entrevista, publicada en el sitio web de «Journal of Cell Science». «Al principio, analizábamos esto observando principalmente adherencias basadas en integrina. Ahora también nos fijamos en lo que sucede en el núcleo y en la membrana plasmática. Creo que estamos llegando a algunas conclusiones interesantes sobre cómo se regula la mecanodetección (capacidad de respuesta a estímulos mecánicos) en estos otros nodos, de lo que se sabe mucho menos».

Al conocer mejor la biomecánica del cáncer, desde una sola molécula hasta el órgano entero, MECHANO-CONTROL (Mechanical control of biological function) allanará el camino para nuevas terapias en una amplia gama de enfermedades.

Para más información, consulte:
sitio web del proyecto MECHANO-CONTROL

fecha de la última modificación: 2018-09-30 17:15:01



Study in Malaysia
Berjaya_220.jpg

Study in Switzerland
BBA-Bachelor-220_1.jpg

Study in Poland
Privacy Policy