Innovaciones en la conservación marina

Investigadores europeos están desarrollando un novedoso método para la conservación marina a nivel internacional que combina la creación de redes de zonas protegidas y la capacidad de producir energía.

La conservación de la biodiversidad y las energías limpias son dos cuestiones de gran importancia para los responsables políticos actuales. En la actualidad, las zonas marinas protegidas (ZMP) son el mejor método para la conservación marina, mientras que los parques eólicos marinos (PEM) proporcionan energía limpia en el medio marino.

El proyecto financiado por la Unión Europea COCONET (Towards coast to coast networks of marine protected areas (from the shore to the high and deep see), coupled with sea-based wind energy potential) está desarrollando directrices para establecer redes de ZMP en el Mar Mediterráneo y en el Negro basadas en conexiones naturales. COCONET también generará un atlas eólico para ambas cuencas con el fin de decidir el emplazamiento de PEM en las redes de ZMP.

Por medio de una revisión bibliográfica, talleres de trabajo y entrevistas, los investigadores analizaron en primer lugar si sería factible establecer redes de ZMP en estos mares. Estos también examinaron el impacto medioambiental de los PEM y cómo minimizarlo.

Las redes de ZMP proporcionan una mejor conservación de la biodiversidad; por consiguiente, el equipo del proyecto se encuentra identificando una serie de emplazamientos que están comunicados entre sí y que poseen ecosistemas de características similares. Las mencionadas directrices se elaborarán de forma que establezcan redes de ZMP coherentes en el Mar Mediterráneo y el Mar Negro.

Ya se han puesto en marcha dos proyectos piloto para el Mar Negro y el Mar Mediterráneo. El objetivo de dichos proyectos es el de convertirse en un área donde los conceptos que se desarrollen a partir del proyecto COCONET puedan aplicarse en condiciones reales. Los socios de COCONET han empleado estas zonas piloto para recopilar información biológica, geológica y oceanográfica sobre cómo las ZMP actuales están conectadas entre sí.

El proyecto COCONET ayudará a conservar el patrimonio natural de Europa mediante la protección de los ecosistemas marinos vulnerables y de sus especies vegetales y animales. Además, favorecerá el desarrollo de nuevas poblaciones y combatirá el calentamiento global al facilitar la generación de energía limpia a través de la construcción de parques eólicos marinos.

En cuanto a las celdas del funcionamiento ecosistémico, basado en la conectividad realizada, estas son las unidades de conservación básicas que tendrán que ser empleadas para diseñar las redes. Las celdas son áreas del espacio marino que están íntimamente conectadas entre sí por medio de corrientes donde las conexiones entre poblaciones tienen lugar. El concepto que subyace a esta definición de celda requiere conocimientos sobre oceanografía física, ecología y biología en aras de lograr desarrollar el enfoque holístico planteado por los socios del proyecto.

El otro concepto es el vínculo de los descriptores del buen estado ambiental (GES) de la Directiva marco sobre la estrategia marina con las directrices para diseñar y evaluar la eficacia de las redes. Esto no requerirá el desarrollo de directivas posteriores, dado que la descripción de GES cumple a la perfección con los objetivos de las redes. En conjunto, las redes de ZMP deberían constituir la herramienta para aplicar y supervisar la eficacia del buen estado ambiental, siendo las ZMP los nodos de aplicación y control, junto con otras autoridades locales e internacionales.

La identificación de las celdas de funcionamiento ecosistémico es un prerrequisito para el desarrollo de directrices de conservación marina; sin embargo la identificación de estas unidades en el Mar Mediterráneo y en el Mar Negro aún no es posible dado que el conocimiento actual está todavía muy fragmentado.

fecha de la última modificación: 2015-10-20 10:36:25
Comentarios


Privacy Policy